FR PARQUETS Vallès


Nosotros

Nosotros

Francisco Rodríguez, empezó su actividad profesional como ebanista realizando trabajos de escaleras de madera y decoraciones en casas particulares y obra nueva. Fueron los promotores inmobiliarios para los que trabajaba quienes le animaron para que, además de los trabajos de ebanistería, les instalara también el parquet en sus obras.

En 1950 el señor Francisco Rodríguez decide dar el paso a la fabricación e instalación de parquet llevando a cabo toda la cadena de valor, desde la compra de la madera en los bosques hasta la instalación y acabado final.

El señor Rodríguez contaba con un aserradero en el norte de España donde cortaba los troncos de roble, castaño y haya antes de transportarlos a Barcelona, donde el parquet era fabricado en sus instalaciones.

En sus inicios, el proceso de fabricación de parquet era muy largo ya que la madera se tenía que secar al aire libre durante varios meses antes de fabricar con ella el parquet. Para acelerar este proceso, el señor Rodríguez construyó un secadero en su propia nave, con lo que la madera perdía completamente la humedad en pocas semanas.

Con la madera seca, los operarios fabricaban el parquet en los meses de otoño e invierno y lo instalaban en primavera y verano.

Durante décadas, el señor Rodríguez y posteriormente su hijo Javier siguieron fabricando y colocando parquet, hasta que con la aparición de los parquets flotantes y laminados la empresa se reorientó hacia la instalación y restauración de parquets, fabricando solo aquellos parquets de características especiales.

Actualmente, el hijo y el nieto del señor Rodríguez siguen realizando todo tipo de trabajos relacionados con el parquet aprovechando el conocimiento adquirido durante más de 67 años.